domingo, 18 de marzo de 2018

Si el grano de trigo no muere

Domingo 18 de marzo de 2018

Resultado de imagen de si el grano de trigo no muere
El texto de Juan que hemos escuchado contiene esta frase que ya conocemos: "Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto..."
Estaba reflexionado sobre eso.

Creo que, muchas veces, al oírlo hemos pensado en Jesús y su muerte, en que al morir en la cruz nos salvó (dio mucho fruto); pero no solemos pensar en nosotros mismos.

Fray Marcos lo comenta así: "Si el grano de trigo no muere, permanece él solo... Dar Vida es la misión de Jesús. La Vida se comunica aceptando la muerte. La Vida es fruto del amor. El egoísmo es la cáscara que impide germinar esa vida. Amar es romper la cáscara y darse. La muerte del falso yo es la condición para que la Vida se libere. La incorporación de todos a la Vida es la tarea de Jesús y será posible gracias a su entrega hasta la muerte. El fruto no dependerá de la comunicación de un mensaje sino de la manifestación del amor total. El amor es el verdadero mensaje. El fruto-amor solo puede darse en la nueva comunidad..."

Un texto denso con el que tenemos para reflexionar mucho pensando en nosotros mismos.

El proyecto de Jesús de Nazaret es un proyecto de vida ("para que tengan vida y la tengan en abundancia..."). Y no habla de tener "más cosas", acumular más bienes, disponer de más dinero y poder. La vida la mide por la fraternidad, por la humanidad que tengamos, la compasión, la entrega y solidaridad. O sea todo lo que es fruto del amor. Un amor que se "parte" y "se reparte" como hacemos en la eucaristía (recordando la muerte del Señor...)
Las primeras comunidades de seguidores así lo entendieron. Y ése es el reto que nos propone la buena noticia del evangelio.

En más de una ocasión nos sentimos cansados, nos quejamos, criticamos el poco avance que experimentamos en nuestra sociedad, en nuestro mundo (también en nuestra iglesia). Me pregunto ahora si no es tiempo de cambiar también eso:"Si el grano de trigo no muere..." Vivir con una actitud de grano de trigo que muere, de levadura que se pierde en la masa... conscientes de que sólo así daremos fruto. Sí, aunque no lleguemos a verlo.

Me gusta el comentario de Fray Marcos:"El amor tiene que superar el apego a la vida biológica y psicológica. En contra de lo que parece, entregar la vida no es desperdiciarla, sino llevarla a plenitud. No se trata de entregarla de una vez muriendo, sino de entregarla poco a poco en cada instante, sin miedo a que se termine..."

Y llego a esa conclusión: Vivir entregando la vida poco a poco. Poner en cada instante la ternura y la compasión que me sugiere Jesús de Nazaret. "Si el grano de trigo no muere..." Un estilo y manera de vivir que tiene que llevarme hasta aquellas personas que no piensan como yo, que acomodan su vida a unos valores distintos, que nos dicen que todo eso es una utopía y que no vale la pena...
¿Acaso Jesús de Nazaret no pasó por eso mismo?
Texto del evangelio de Juan (12,20-33)

No hay comentarios: